La vivienda donde habita el color es un proyecto de Personal Deco-Shopper realizado en una vivienda en Barcelona cuya casa me sedujo en cuanto la vi por primera vez.

 Es cierto que su situación en lo alto de un inmueble de 8 pisos y con luz natural entrando a raudales por los cuatro vientos, predispone a cualquiera a imaginarse revoloteando por los cielos. En todo caso la sensación es de islote en medio de la vorágine urbana. Pero lo que de verdad me agradó fue lo que percibí en mi retina: un apartamento donde la vida es color, donde las tonalidades cromáticas conviven armoniosamente y emanan de forma natural en todas las formas y volúmenes imaginables. Era esto lo que me maravilló: el respeto con el que el rojo invade un rincón pero a la vez realza el cojín naranja o la librería que tiene detrás, las tonalidades en azules o verdes allí presentes aportando valor y sentido. Ausencia total de saturación. Una combinación innata de cromatismos que aportan una jovialidad serena, que aportan calidez y sosiego.

Así que después de esta descripción os podéis imaginar la dicotomía que se me presentó cuando me puse a buscar mobiliario para el comedor y el salón. La clienta se decantaba en sus elecciones por más color y yo en un primer arrebato pensaba en compensar con colores más bien neutros o tierras o grises o topo. La intuición y la escucha me hizo proponer la introducción del naranja y del azul en la selección del mobiliario que combinado con el blanco y la madera o la piedra natural aportan una identidad al salón muy potente.

Siempre se aprende de todo proyecto y de este puedo deciros que he aprendido que pasearse por este apartamento es pasearse por la naturaleza, por la cromatografía de colores presentes que conviven uno al lado del otro. A veces demasiado encasillados en cartas de colores de escalas de grises, tierras y poco más, vistos desde el miedo a lo desconocido, de lectura a veces intolerante, nos ancla en una zona de confort pantanosa.

Este proyecto de personal deco-shopper es una apelación a la tolerancia, a la capacidad de integración vía la combinación cromática, a la búsqueda de equilibrios necesarios como resultado de una comunicación fluida entre los espacios, los objetos y sus ocupantes.

Aquí tenéis el video La vivienda donde habita el color que lo testimonia. ¡Buen fin de semana!