Aunque se diga que San Valentín llegó a España de la mano de Galerías Preciados, la verdad es que buscando un poco he encontrado la leyenda de un monje de la época romana, San Valentín, que fue martirizado por el emperador por casar en secreto matrimonios de enamorados y en contra de lo que había dictado el propio emperador en pro del rendimiento de sus tropas.

 Leyendas a parte, cómo podría ser la vida en rojo en San Valentín? Si existe un color de los sentimientos el 14 de febrero, es precisamente el rojo!

Este color cálido no deja indiferente y toda su fuerza radica ahí: remueve pasiones, sean positivas o negativas. Se impone como un color de potente energía, penetrante y de alguna manera tranquilizadora y envolvente. Estos días de frío invernal introduce el rojo en tú vida para remover la pereza: tiene el poder de la voluntad y de la iniciativa!

Tengo una solución para San Valentín, lo celebres o no. Existe una love fest que puedes celebrar cada día: ama allà donde vivas.

Si tienes ganas de probar propongo una selección de espacios que os pueden guiar para introducir la vida en rojo en tus interiores, sea en casa o en el trabajo.

¿Ya has visto como es un día en rojo?