Hace ya unos meses que se celebró la semana del Diseño de Londres. Este año no nos han dejado indiferentes con el proyecto que se traían entre manos el arquitecto Sam Jacob junto a la marca de coches MINI. . El concepto explica cómo maximizar el espacio de vida en una pequeña huella urbana.

Este 2017 nos han presentado su proyecto llamado MINI LIVING URBAN CABIN. Nace de la investigación y exploración de cómo las ciudades modernas del futuro podrían fusionarse entre lo público y lo privado, es decir, como recursos compartidos. Cómo las formas de domesticidad podrían comenzar a evolucionar en formas que no se reconocen del todo, y ver a través de las posibilidades de lo que podría significar vivir en un futuro cercano

The Urban Cabin es una unidad modular de 15 metros cuadrados creada por MINI, donde Sam Jacobs agregó una cocina y una biblioteca a su pequeño edificio. El arquitecto explica que actualmente, tenemos una cocina que no para de crecer, por lo que cuantas más personas tenga, más grande se vuelve. Es el corazón de cualquier hogar y la habitación más compartida en cualquier fiesta .Es un lugar donde puedes refugiarte en el interior , o en raras ocasiones en las que brilla el sol, sacarla fuera y empezar a comer al aire libre.

 

 

La cocina de The Urban Cabin se refirió a la importancia de los mercados de alimentos de Londres y reunió a los visitantes para celebrar algunos de los elementos más importantes de la vida urbana.

Jacob también colocó una pequeña biblioteca a un lado de la cabina, como una reacción al cierre de muchas bibliotecas públicas en la capital del Reino Unido en los últimos años. Según el arquitecto, recuerda la cultura literaria de la ciudad.

 

 

Se intentó resucitar la biblioteca como un espacio para aprender, pedir prestado y conocer gente. Se podían encontrar una mezcla de libros de diseño moderno y clásicos atemporales que reflejan los últimos 400 años de la vida de Londres. Una vez concluida la instalación, todos los libros recibieron una nueva vida en las tiendas de caridad, colegios y bibliotecas públicas de toda la ciudad.

La estructura de la biblioteca está hecha de una gama de materiales apilados uno sobre el otro, como una pila de libros. La estructura es más geológica y más pesada en la parte inferior y se vuelve más procesada, sintética y artificial hacia la parte superior. Intentando simbolizar la historia de la ciudad desde el nucleo hasta el momento en el que nos encontramos hoy. Todo ello a través de la arqueología.

The Urban Cabin ha sido el primer miniliving del mundo creado por la marca, pero desde el éxito en Londres se está creando otra instalaión de cabina urbana en New York con la ayuda de los arquitectos llamados Bureau V, para dar vida a la Cabin Urban en la Gran Manzana.

 

 

Está instalada en Brooklyn dentro de un entorno de trabajo compartido. Esta cabina aborda la cuestión de qué significa ‘hogar’ en una de las ciudades con mayor diversidad cultural del mundo, resultando en un espacio diseñado para dar comodidad y descanso a los ciudadanos urbanos, con un toque humorístico.

Ya se planea construir más estructuras en todo el mundo. La idea es trabajar con un arquitecto local en cada una de las ciudades, para representar en cada una de estas cabinas la esencia de cada país y las necesidades y posibilidades que nos presenta cada una.

La diseñadora de experiencia MINI Living Corinna Natter, que trabajó junto con Jacob en el proyecto, dice que la idea es crear una “aldea global” de espacios para el creciente número de personas que viven y trabajan nómadas, en lugar de establecerse en un solo lugar.

 

 

Al acabar el London Design Festival 2017, se donó la cabina a Global Generation, una organización benéfica educativa que ayuda a las personas a crear comunidades saludables, integradas y ambientalmente responsables.

En conclusión, es una evidencia que la gente viaje cada vez más hoy en día, y con este proyecto se intenta crear una especie de hogar en cada ciudad.Es de ahí de donde surge crear una aldea global de cabañas urbanas, donde las personas puedan experimentar lo que es realmente específico sobre las ciudades y los lugares donde viven.