Un sillón es asunto más que personal, personalísimo.
Crear un lugar donde acurrucarse con un libro, el toque final perfecto para sentarse en la sala de estar o un acento audaz para iluminar un rincón sin brillo. El sillón forma parte de este club de mobiliarios versátiles que desarrolla funciones diferentes.
A diferencia de un sofá, donde la atención se centra en brindar comodidad a una multitud, elegir un sillón le permite poner sus preferencias al frente y al centro.
Lo memorable, es que si ha tenido ganas de experimentar con el color, el diseño o la forma, un sillón es buen lugar para comenzar. El atractivo de esta pieza individual es su capacidad para colocarse en cualquier lugar; podría ser un rincón de lectura en el dormitorio, un punto de vista desde el que mirar por la ventana mientras se acaba de definir la estrategia de marketing de una nueva campaña o una pieza singular en el salón.
La ergonomía también es clave. Diferentes alturas de respaldo, profundidad del asiento, rellenos de cojines y diseño de brazos para permitir un confort personalizado.
Sin embardo, las tapicerías también tienen mucho de qué hablar. Esta misma temporada estamos viendo en todas las ferias como los diseñadores están abrazando materiales honestos como el terciopelo, entre otros. Yo apuesto por tonalidades neutras, azul marino y rosa suave. Diseños cómodos y de gran tamaño, acomodando buenas sensaciones en el salón, despacho o recepción.
Nuestros 5 consejos son.

1. La circulación es importante. A considerar el tamaño y la ubicación para no bloquear la fluidez que deben tener los espacios

2. Maridar el sillón con una mesita auxiliar interesante y una lámpara de suelo que ayude a zonificar de forma interesante.

3. Para una mirada elegante y sugerente mezclar colores y texturas. A la hora de hacer la selección pensar en el resultado final de la combinación.

4. Asiento firme, poder salir del sillón con facilidad, brazos apoyados cómodamente en los apoyabrazos y pies cómodamente reposados en suelo.
5. Hacer la elección también bajo parámetros funcionales. No es lo mismo crear zonas de relax, de espera o de reunión.

 

Nuestra mejor selección:

 

Croisette Velvet, apoyabrazos de madera, metal y cuerda

 

 

 

Federicia Swoon, invita al relax en lounge o viviendas particulares

 

 

 

Mammoth Chair, para los amantes de las siestas

 

 

 

Kalmar sillón, para rincones con alma y esencia