Conocemos sobradamente sus propiedades alimenticias y sus usos culinarios. Lo reconocemos por su olor intenso y envolvente, así como por su textura cuando desliza suavemente por nuestros labios. Sin embargo su uso en interiorismo comercial es fruto de la voluntad humana de curiosear y de crear cosas bellas.

 Son varios los diseñadores que han jugado y testado con el chocolate como material para realizar sorprendentes creaciones como las del estudio Nendo en la última edición de Maison&Objet donde definen con estas palabras el lounge que crearon : « The chocolatetexture lounge ni es un café, ni una exposición, ni una instalación ; es un espacio donde experimentar y disfrutar a través de los cinco sentidos » Se trata como podéis ver aquí mismo de un espacio rodeado de finos palos que parecen haber sido bañados en chocolate y que contrastan con el blanco del aluminio en su otro polo. Los estics de chocolate varían en altura para crear ondulaciones a modo de una gran ola de chocolate fundido.

chocolateeninteriorismocomercial_2 copia chocolateeninteriorismocomercial_1 copia

 

Una lámpara hecha de chocolate : La lumière au chocolat de Alexander Lervik.

Una experiencia efímera pero no menos poética que combina luces y sombras y que acaba comiéndose. En efecto la bombilla al encenderse empieza a derretir el techo de la pirámide de chocolate para acabar fundiendo las cuatro paredes. Quince minutos es lo que dura la experiencia y una vez el chocolate se ha solidificado está listo para comerse !

chocolateeninteriorismocomercial_3 copia chocolateeninteriorismocomercial_4 copia chocolateeninteriorismocomercial_5 copia chocolateeninteriorismocomercial_6 copia

 

Sofá con topping de chocolate : LetThemSitCake de Dejana Kabiljo

Sacos de harina recubiertos de chocolate a modo de sofá reciclable. Esto es lo que la tradición pastelera vienesa inspiró en la Beijing Design Week de hace cuatro años !

chocolateinteriorismocomercial_7 copia

chocolateinteriorismocomercial_8 copia

 

Melrose chocolate concept store

No podía acabar el post de hoy sin un buen ejemplo de concept store en torno al universo del chocolate.

El diseño se articula en torno a un mostrador espectacular de mármol triangular que está cubierto de tejas triangulares blancas y negras. Lo que diferencia una concept store de una tienda es una apuesta clara de marketing por la creatividad para vincular al cliente con la marca a través de lo que se denomina una experiencia de compra. Así, el espacio tiene el importante papel de transmitir los valores insignia de la marca. Por lo tanto el diseño de interiorismo comercial es la plasmación de un estudio y definición de una estrategia de marketing que identifique cómo queremos vincularnos con nuestros clientes y que debe definirse previamente a realizar un encargo. Resultado de ello es tan evidente como lo que exprese la misma rotulación de nuestra tienda, local comercial, boutique, establecimiento, concept store…

En este caso el espacio vende los mismos chocolates que podría vender en cualquier otra de sus tiendas con la diferencia que se explica aquí que el concepto de la tienda se basa en los triángulos, que se muestran también en el packaging que el dueño Grahm, diseñó él mismo. El packaging de las barras de chocolate están expuestas como obras de arte.

chocolateinteriorismocomercial_9 copia chocolateinteriorismocomercial_10 copia chocolateinteriorismocomercial_11 copia